Mañana de Domingo en el Pabellón.

Para despedir este finde, me calcé las botas de basket y me junté con mis amigas de toda la vida para recordar eso a lo que jugabamos antes… y que ahora sólo intentamos.

La tarde se plantea tranquilita, descansando del ejercicio realizado por la mañana y preparando las cosas para el Lunes, que la faena me está esperando.

Un comentario en “Mañana de Domingo en el Pabellón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *