No es sólo inspiración.

Esta claro que el propietario del bar de la imagen no eligió muy bien el nombre de su negocio. Este bar me lo encontré dando una vuelta por Ginebra y no pude evitar hacerle una foto. Es un ejemplo perfecto de mala elección. 

Poner nombre a un negocio no es tarea fácil, no es elegir una palabra o una frase que suene bien o que nos parezca graciosa al azar. La clave obviamente esta en no dejar al azar la elección. Es cierto que dar nombre a un proyecto es tan (o más) importante como un buen desarrollo de la idea, porque es lo primero que va a llegar al cliente. Diferenciador, llamativo, memorizable y sobre todo exento de significados negativos para nuestra empresa.

Bautizar un producto o una empresa con nombre y apellidos que en nuestro idioma, y los que nos son mas familiares, no significa nada; no quiere decir que en otros idiomas no tengan un sentido. En un primer momento piensas que no tiene importancia y que si no vas a ir a ese país con tu producto no tienes que preocuparte. Pero eso es un grave error. Primero porque nunca sabes cual va a ser el futuro de una empresa, puede que surja la oportunidad de internacionalizar y encontrarte con que tus productos no triunfan porque las connotaciones asociadas a tu nombre (y tambien imagen) no se ven de la misma forma que en el país de origen. Y segundo, porque vivimos en un mundo cada vez más globalizado, lo que significa que puede que tu no vayas a un mercado, pero puede que el mercado vaya a tí.

En el estudio, cuando preparamos las propuestas de naming, al principio son todo quebraderos de cabeza, analizar esto, ver aquello, tal o cual significado… y derrepente aparece esa palabra que estabas buscando. Apartir de ahí, sólo hay que analizarla y ver sus posibles connotaciones (positivas y negativas), si realmente transmite la visión de la empresa o define su tarea, si puede suponer una barrera en algun mercado, etc. Todo un análisis anterior a presentarle las ideas al cliente, que como siempre, es el que tiene la última palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *